Main menu

Empleados de ida y vuelta

elpaisLa capacidad de repescar a un trabajador es una experiencia positiva para las empresas. “Nunca hay que quemar todas las naves al salir de un sitio. Si se han dejado los puentes bien tendidos con la antigua empresa, con un poco de humildad, los lazos de confianza podrán restablecerse rápidamente y permitir un retorno cómodo”, comenta Andrés Fontenla, director general de Fontevalue Consulting. > Ver publicación online

Fontevalue en la prensa

Artic