Main menu

Las empresas españolas siguen sin saber hacer equipo

la razonLos españoles somos más colectivistas que los americanos y los anglosajones, y sin embargo nuestras compañías no fomentan suficientemente la colaboración.

El avance tecnológico y proyectos cada vez más poliédricos, han cambiado la forma de trabajar. Según Andrés Fontenla, de Fontevalue Consulting, «un entorno tan competitivo como el actual, avanzado tecnológicamente y desde luego global, requiere profesionales capaces de entenderse entre sí, muy preparados cada uno en una o incluso varias áreas de especialización, que han de sentir que forman parte de un equipo para comprometerse con un objetivo común». Para crear un equipo de alto rendimiento, este experto señala que se debe elegir adecuadamente a los integrantes, que conlleva tanto la asignación de los roles de cada miembro como la definición de liderazgo y el establecimiento de las reglas del juego.

Como segundo punto, se precisa de un rodaje previo para facilitar el conocimiento mutuo de todos los integrantes, tanto en los casos en los que se comparte una misma ubicación física como en emplazamientos virtuales o remotos. Trasladar bien los objetivos y la esencia del proyecto o actividad como punto de partida para asegurar el entendimiento. Llevar a cabo una comunicación constante a nivel grupal, individual y multilateral para estrechar lazos y el sentido de pertenencia.

> Ver publicación online

Fontevalue en la prensa

Artic