Main menu

¿Y si has anunciado demasiado pronto que dejas la empresa?

Precipitarse nunca es una buena opción. Menos aún en el ámbito laboral, donde hay que medir muy bien los tiempos y analizar las consecuencias para anunciar algo tan delicado como una baja. Para todo hay un momento, un instante oportuno en el que sabes que lo que te propones saldrá bien. También para anunciar en la empresa que dejas tu cargo. Si lo anuncias demasiado tarde no dejas margen a la organización para resolver los asuntos que dejas pendientes; y si lo comunicas muy pronto te pones en una situación un tanto desairada.

> Ver publicación

Fontevalue en la prensa

Artic